Más tesoros encontrados

Vamos con otra recopilación de tesoros encontrados por el mundo.
Empezamos en España,recientemente en Huelva una empresa minera encuentra monedas de plata romanas de forma fortuita.
Las minas de Río Tinto (Huelva) han devuelto un vestigio de su esplendoroso pasado romano. Medio centenar de denarios de plata y algún áureo (moneda de oro) de las épocas de Nerón y Trajano, de los siglos I y II después de Cristo, fueron halladas el pasado lunes durante unos trabajos de la empresa Atalaya, que ha vuelto a explotar las milenarias vetas onubenses.
La empresa minera informó de que el hallazgo se produjo cuando estaba realizando una excavación preventiva y previa a la instalación de una cubierta metálica en la zona, que ya estaba documentada como área con restos de estructuras mineras de época romana.

Un técnico de Atalaya encontró las monedas agrupadas, lo que ha llevado a pensar que fueron enterradas en una bolsa de cuero por alguien que no las pudo recuperar. Se cree que, por su valor, el propietario era un dignatario o una persona acaudalada de Urium, la Riotinto romana.
Otro tesoro encontrado en Gran Bretaña, miles de monedas celtas.


Impersionate hallazgo por dos aficionados a los detectores de metal.
un par de veteranos detectoristas de metales en Jersey en las Islas del Canal Británico descubrieron un tesoro gigantesco de monedas en un campo que habían estado investigando durante tres décadas. El tesoro fue el más grande jamás encontrado en Gran Bretaña y parecía tener el potencial de transformar las interpretaciones de la historia de Jersey. Pero primero tenía que ser movido. Sólo sacarlo del suelo estaba lleno de tensión. "Con la tierra todavía unida, pesaba más de una tonelada", dice Neil Mahrer, conservador de un museo con Jersey Heritage. "No teníamos idea de lo fuerte que era, en que sólo se mantenía unido por la corrosión entre las monedas".
Continuamos con los tesoros celtas como estas espadas celtas en un lago de Suiza.
Gracias al lodo marino se conservan en excelente estado para tener unos mil años de antigüedad.
En nueva Islandia un tesoro vikingo.


Los arqueólogos que trabajan en Dysnes, un cementerio de la edad Vikinga recientemente descubierto en el fiordo de Eyjafjörður en el norte de Islandia todavía están ocupados excavando tesoros invaluables. Se han encontrado cientos de objetos en el sitio, entre ellos dos espadas, tres lanzas y tres escudos.
Un total de seis tumbas de la edad de Vikinga se han encontrado en el sitio, incluyendo dos enterramientos confirmados de barco. Sólo dos de los entierros han sido totalmente excavados y los arqueólogos están explorando el tercer entierro. El sitio es inusual por muchas razones, no menos importante que dos embarcaciones  de entierros han sido descubiertas.
Gran descubrimiento en los Balcanes también de la época celta.

La evidencia arqueológica reciente de los Balcanes centrales ha sido presentada por los historiadores griegos y romanos como salvajes sin mente, y ha arrojado una luz completamente diferente sobre las tribus celtas Scordisci que dominaron esta parte de Europa desde el siglo IV aC hasta la conquista romana. El más espectacular de estos descubrimientos ha sido la acumulación de Židovar, un oppidum celta en la frontera oriental de las arenas de Deliblato (Deliblatska Peščara), en la región de Banat (Vojvodina) de Serbia moderna.
Para acabar os dejo esta pepita de oro encontrada en Australia.
69 kilos de oro puro encontrados hace 161 años,una de las mayores pepas encontradas en el país.

Tesoros

Un nuevo post sobre tesoros encontrados recientemente,algunos con detectores de metales como la siguiente peita de oro en Autralia.
En diciembre del 2016 el señor Syd Pearson encuentra esta pepita de 4,3 kilos de oro valorados en más de 300.000$,lo encontró con un detector de metales Minelab GPX.
Un nuevo tesoro romano descubierto en Inglaterra.

Un conjunto de al menos 41 monedas de oro, de los últimos años del Imperio romano, ha sido descubierto en una huerta de la provincia de Gelderland, en el este de los Países Bajos, según anunciaron el viernes pasado la Universidad Libre de Ámsterdam y el Museo Het Valkhof de Nimega. El tesoro romano incluye monedas con la efigie del emperador Mayoriano, quien reinó entre el 457 y el 461 d.C., es decir, unos pocos años antes del final del Imperio romano de Occidente, en el año 476 d.C. Los investigadores creen que el tesoro pudo ser el pago realizado por los romanos a un caudillo del pueblo franco a cambio de ayuda en su lucha contras las tribus germánicas. En el siglo XIX había un montículo artificial en el lugar del hallazgo, probablemente levantado por el propietario de las monedas con el fin de regresar y recuperar el tesoro, pero nunca lo hizo, por motivos que se desconocen. Las monedas cubren un amplio período de tiempo, desde finales del siglo IV hasta finales del siglo V, y en ellas aparecen representados los siguientes emperadores: Valentiniano II, Honorio, Constantino III, Jovino y Mayoriano.
Continuamos con otro tesoro romano,éste en Bulgaria.
Un tesoro de 2.976 monedas de plata romanas con la efigie de diversos emperadores y algunos de sus familiares ha sido desenterrado en Sofía, Bulgaria, en la antigua ciudad romana y tracia que se encuentra en el interior de los límites de la ciudad moderna. Los arqueólogos han afirmado que el nombre del supuesto propietario del tesoro aparece grabado en la vasija de barro en la que estaban guardadas las monedas.
Estas monedas se acuñaron a lo largo de un período de unos 100 años, según podemos leer en el blog Archaeology in Bulgaria . Las más antiguas son de la época del emperador Vespasiano, que gobernó del 69 d. C. al 79 d. C., mientras que las más recientes pertenecen al reinado de Cómodo, del 177 al 192 d. C. El tesoro contiene además otras monedas de períodos intermedios con diversos emperadores y sus parientes representados en ellas. Las monedas estaban ocultas en una vasija de barro provista de tapa.
En Afganistán un increíble tesoro de más de medio millón de monedas.


El pequeño pueblo de Mir Zakah se encuentra a unos 50 kilómetros al noreste de Gardez, a lo largo del antiguo sendero que lleva desde Ghazni en Afganistán hasta Gandhara en Pakistán. El pueblo se encuentra en la provincia afgana de Patkiya, que por su accidentada geografía montañosa fue uno de los refugios predilectos de los talibanes tras la invasión norteamericana. Allí sería descubierto, en etapas a lo largo del siglo XX, el mayor tesoro de monedas antiguas de la historia, más de 550.000, acompañadas de varios centenares de otros objetos de metales preciosos.

El primer hallazgo


En las cercanías de la aldea se encuentra una depresión natural que era usada como reservorio de agua desde tiempo inmemorial. La misma daría luz a un increíble descubrimiento. En 1947, una mujer halló algo inesperado en el fondo del cubo que había arrojado para sacar agua: una moneda de oro. Ella alertó a sus vecinos y ellos investigaron en el fondo del pozo, encontrando varios miles de monedas más. Finalmente, convencidos de que todo lo valioso había sido salvado, los residentes de Mir Zakah regresaron a las rutinas de su vida cotidiana.

Mir Zakah
El pozo de Mir Zakah

El gobierno afgano tuvo noticias del hallazgo y envió un equipo para intentar asegurar lo encontrado para los museos nacionales. El equipo fue acompañado de una misión arqueológica francesa. Los arqueólogos tuvieron que enfrentar la tenaz resistencia de los habitantes de Mir Zakah, pero lograron asegurar unas 12.000 monedas y otros objetos, la mitad de los cuales fueron sumados al museo histórico de Kabul, mientras que la otra mitad fue trasladada a Francia, donde todavía se conserva hasta el día de hoy en el museo Guimet.

Lamentablemente, en el año 1993 el museo de Kabul sería saqueado por los talibanes y las monedas recuperadas de Mir Zakah -junto con la mayoría de la extensa colección de la institución- entraría de forma ilegal en el mercado numismático y de antigüedades.
 
Estater de oro de Seleuco I proveniente del tesoro de Mir Zakah

El segundo hallazgo


Una lluvia pesada de primavera 45 años después del primer hallazgo, en 1993, sacó a la luz otra moneda de oro. La noticia del descubrimiento llegó rápidamente a oídos de los guerreros del área desesperados por obtener dinero para financiar la guerra civil en la que se encontraba inmerso Afganistán.

Los rumores de tesoros llegaron al bazar Kissakhani a lo largo de la frontera con Pakistán en Peshawar, provocando una competencia internacional para comprar lo que los aldeanos de Mir Zakah pudieran encontrar y pasar de contrabando al país vecino. Señores de la guerra, traficantes de antigüedades y coleccionistas colaboraron para recuperar lo que se encontraba en el fondo del pozo. Una expedición bien equipada -con generadores, bombas de agua y grandes cantidades de trabajadores con palas y picos- logró desenterrar un tesoro increíble.

Los hallazgos superaron todas las expectativas. Un total de más de 5 toneladas compuesto por más de 550.000 monedas y cientos de artefactos griegos, persas e indios. Nunca se había visto nada semejante a este tesoro, y muy probablemente nunca se volverá a ver nada igual. Era como si alguien hubiera encontrado la colección de un museo de clase mundial abandonada en el fondo de un pozo.

Monedas de Mir Zakah

Lo llamativo es que las piezas provienen desde el siglo V a.C. hasta el III d.C., pasando por todos los períodos e incluyendo monedas indias, griegas, helenísticas, del imperio Kushán, y sasánidas, entre otros. La hipótesis más convincente es que el tesoro sería el botín reunido por una banda de guerreros durante el período de convulsiones a principios del siglo III d.C. que marcó la transición del imperio persa parto al persa sasánida. Los guerreros habrían saqueado varios templos de la región reuniendo las ofrendas acumuladas durante siglos. Las escondieron en el pozo para recuperarlas pero, evidentemente, fueron derrotados y no pudieron hacerlo.

 El valor total del tesoro se estima en un mínimo de 60 o 70 millones de dólares. Gran cantidad de las monedas terminaron en bazares de Pakistán, ¡¡¡donde eran ofrecidas a un precio fijo por kilo en sacos de 50 kg!!!! Gran parte del conjunto fue trasladada de manera ilegal a Suiza en los años siguientes y entró en parte en el mercado numismático. Sin embargo, se cree que todavía hoy hay porciones del tesoro que siguen almacenadas en ese país.

Nuevos tesoros encontrados

Nuevos hallazgos se producen actualmente por aficionados a los detectores de metales y por arqueólogos en todo el mundo,vamos con algunos recientes


Un padre y su hijo aficionados a los detectores de metales encontraron los restos de un avión alemán de la segunda guerra mundial tras informarse de que cerca de su hogar en Dinamarca había caído uno de estos aviones,al final tuvieron suerte y lo encontraron.
Un tesoro de monedas medievales aparace en España tras unas excavaciones Las excavaciones arqueológicas que el Consell está realizando en el edificio de la calle Micalet número 5 de Valencia, el que fue Palau de Calatayud, han sacado a la luz un tesorillo compuesto por 12 monedas del siglo XIV. Se trata de 4 reales de la ceca (palabra de origen árabe que indica el lugar donde se acuñan monedas) de Valencia, 6 dineros de la ceca de Zaragoza y dos dineros de la ceca de Barcelona. Asimismo, los trabajos también han descubierto el antiguo horno de Apóstoles. De 600 años de antigüedad las monedas tienen más valor histórico qué monetario.

En las costas de Irlanda han encontrado los restos de un barco de la armada española qué pretendía invadir Inglaterra en el siglo XVI,el barco en cuestión era el "Girona" y en su interior han encontrado joyas de oro,monedas y un espectacular colgante de una Salamandra de oro y rubíes.

En Francia hallan este espectacular torque de oro de la cultura celta en el enterramiento de una mujer de la nobleza celta,lo llaman el torque de Pegaso por el detalle del caballo alado en sus extremos,ésta pieza tiene un valor incalculable por su rareza.
El 9 de septiembre de 2013, un tesoro fue encontrado durante una excavación de la Universidad Hebrea, a los pies del Monte del Templo en Jerusalén. Consistía en dos paquetes que contenían 36 monedas de oro de la época bizantina, joyas de oro y plata, un medallón de oro con un menorah y un medallón de 10 centímetros con un cuerno de carnero y un rollo de la Torá grabada en ella.
El tesoro fue enterrado en una pequeña depresión en el suelo, junto con un medallón de oro más pequeño, una bobina de oro con un broche de plata y dos colgantes, los cuales se cree que son ornamentaciones rollo de la Torá .
El descubrimiento fue desenterrado en sólo cinco días de la última fase de la excavación Ophel , y se puede datar en la época bizantinatardía (principios del siglo VII dC ). El tesoro de oro fue descubierto en una estructura pública bizantina en ruinas, a unos escasos 50 metros de la pared sur del Monte del Templo.
Teniendo en cuenta la fecha de los elementos y la forma en que fueron encontrados, los arqueólogos estiman que fueron abandonados durante la conquista persa de Jerusalén en el año 614. Las 36 monedas de oro se pueden fechar de los reinados de los distintos emperadores bizantinos, que van desde el siglo IV a principios del siglo VII .
Con esto me despido hasta el próximo post...